El presidente del Colegio de Abogados Católicos, Armando Martínez, calificó como una “bravuconada” el anuncio del SAT de que las asociaciones religiosas del país tienen hasta el primer semestre de este año para entregar su contabilidad electrónica.

 

“Que venga el terrorismo fiscal, creo que un gobierno totalitario impone el terrorismo fiscal. Es bienvenido y lo responderemos de manera correcta, ya veremos en 2018 si fue correcto o no”, expresó el litigante en una entrevista con 24 HORAS.

Indicó no van a caer en provocaciones, “simplemente es una bravuconada, hay que hacer una resolución”. El presidente Enrique Peña Nieto debe tener la madurez y sensatez de llamar al debate sobre el “matrimonio igualitario”  tanto a la iglesia católica, musulmana, evangélica, entre otras, y que no puede designarse en una imposición como se hizo en la ciudad de México.

En su opinión, el reto que tiene el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, es respetar la libertad de culto como un derecho humano fundamental, “cosa que ningún gobierno ha hecho”.